EL FUTURO NO ES DE NADIE TODAVÍA – Eugenio Ampudia

La presente exposición de Eugenio Ampudia, uno de los artistas españoles más reconocidos actual- mente, contiene las ideas clave del artista en todas sus modalidades: su actitud crítica, el análisis de los mecanismos de producción, promoción y consumo del arte, las estrategias detrás de la obra artística y el papel protagonista del espectador como contemplador, completador e intérprete de la misma.

Ante todo, esta selección de obras devela una preocupación central en su trabajo: la mirada irónica hacia la Institución Arte, ambas con mayúscula, enfatizando la importancia para todo artista de situarse en un espacio de resistencia, caminando como un funambulista entre la subversión y lo políticamente incorrecto.

A partir de entender el arte como un código universal, a Eugenio Ampudia siempre le ha interesado moverse en un espacio en permanente reinterpretación, un estado de redefinición también aplicable a las propias prácticas artísticas, que le sirven como mecanismo detonante del pensamiento, de las estructuras y el sistema que habitamos.

Para EL FUTURO NO ES DE NADIE TODAVÍA, Eugenio Ampudia y la curadora Blanca de la Torre, han incluido obras que son emblemáticas en la trayectoria del artista, entre las que se incluyen la serie Dónde dormir que deriva de un ejercicio realizado en varios sitios de relevancia cultural: el Museo del Prado de Madrid, la Alhambra de Granada, la Biblioteca del Palacio Nacional de Ajuda en Lisboa, y el Palau de la Música de Barcelona. Tiempo, una instalación móvil cuyos elementos de hierro dibujan y desdibujan esa palabra cada par de minutos. En la serie Tomar medidas unas cintas métricas conforman reveladoras frases como We will, Hoy es siempre, o la que da título a la exposición: El futuro no es de nadie todavía. Fuego Frío, que ha pasado desde hace más de una década por algunas de las bienales y museos más relevantes. Inspirada en la idea del Manifiesto Futurista de Marinetti (“Quememos las bibliotecas (…) porque las cenizas serán el abono para las nuevas semillas”), el artista abrasa virtualmente un librero del museo. Otro librero, titulado Las palabras son demasiado concretas, nos sorprende con los lomos de sus libros en movimiento. Reconciliar arte y pueblo, en alusión a la famosa frase de Guillaume Apollinaire. Dibujos encapsulados, Humo o Huracán, así como unas sospechosas cucarachas que parecen tener su origen en una pequeña habitación infestada. Devastated areas parecen gotear del techo, en referencia al término “regiones devastadas” que era utilizado por el ejército fascista para nombrar las zonas más destruidas tras la guerra civil española. En Impresión Soleil Levant, Ampudia sitúa al espectador en una playa para contemplar desde la orilla algunos de los cuadros más representativos de las vanguardias que son arrastrados por el mar. Prado GP y Museum and Space. La primera es una vertiginosa carrera de motos que atraviesa el Museo del Prado y vincula su velocidad con la que habitualmente visitamos esas venerables instituciones abarro- tadas de obras maestras a las que dedicamos unos pocos segundos.

Ampudia ha concebido también una instalación específica en el patio del MACO a partir de miles de botellines de cerveza que forman una palabra transitable por el público.

“Esta exposición, organizada por el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) con la Embajada de España en México, a través de su Centro Cultural perteneciente a la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo (AECID), y Acción Cultural Española (AC/E), se configura como un juego de paradojas afines al signo de los tiempos: presencias invisibles, imaginarias y virtuales, que nos recuerdan que hay que ver más allá de nuestros ojos y que no debemos olvidar que nada está determinado y sobre todo, que El futuro no es de nadie todavía.”

La exposición, que ya estuvo en el Centro de las Artes de Monterrey, podrá verse en el MACO a partir del 20 de noviembre, y tras su paso por Oaxaca, en el Museo de Arte Contemporáneo Carrillo Gil en Ciudad de México y en NC-Arte de Bogotá.

El futuro no es de nadie todavía

Dibujos encapsulados

Botellines

1 1